Cerámica Fat-Lava

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.galeria34.es/2017/07/ceramica-fat-lava/
Pinterest
Pinterest
Instagram
Cerámica Fat-Lava
¿Te gusta esta página?

La cerámica Fat-Lava recibe su nombre por el gran parecido de sus piezas a la lava de un volcán. Estas codiciadas piezas de cerámica tan especiales están alcanzando elevados precios en las casas de subastas y galerías por ser muy buscadas por coleccionistas.

Cerámica Fat-Lava

la cerámica Fat-lava recibe este nombre en la primera exposición que se realizó sobre esta cerámica West-germany a finales de 1990, debido el acabado de muchas de las piezas que recordaba a la lava de un volcán. Destacan por sus formas, coloridos y manera de aplicar los esmaltes así como por su diseño y estilo de los años 1950 y 1970. La línea o diseño de este tipo de cerámica se remonta a la célebre Bauhaus con su director de esta especialidad, en cerámica, Gerhard Marcks y su esquizoide impulso de inculcarle a sus alumnos la necesidad de experimentar nuevas formas y nuevos productos.

Tras la II guerra mundial, west-germany creo mucha manufactura y observó, los diseños contemporáneos  que se hacía a sus alrededores. Una fuente importante de inspiración fueron sus vecinos escandinavos, Húngaros y también italianos.

La primera semilla que creció, bajo esta influencias, la puso Bodo Mans quien trabajo para la firma francesa Madoura  y con la que  también, trabajo Pablo Picasso. A su vuelta a  Alemania trabajo para la firma de cerámica ,BAY, a donde desarrolló ciertas líneas cubistas.

La manufactura de estos objetos de cerámica fue un proceso industrial. Una vez la pieza era moldeada, y su forma aceptada, se hacía un molde de ella y se creaban un numeroso grupo de ellas. Sobre, el mencionado molde, se vertía arcilla líquida y se dejaba hasta que secaba. El color de la arcilla distinguía unas marcas de otras e incluso ciertas fábricas mezclaban en la misma arcilla distintos colores. Una vez seca la pieza, el esmalte es aplicado a mano por decoradores, pasando finalmente  a un túnel de hornos eléctrico donde se calentaban y enfriaban las piezas definitivamente

El fuego activa el esmalte, produciendo distintos tipos de terminaciones como vulcano, brillante, lava, etc.. El proceso de decorado de la cerámica Fat-Lava con los esmaltes, es muy difícil de controlar y ello  hace que casi cada pieza sea única.

Los fabricantes más destacados de este tipo de cerámica, además de la casa BAY, fueron: Carstens, Ceramano, Dümler & Breiden, Es Keramik, Jopeko, ROTH, RuschaScheurich.

Hoy en día estas piezas son codiciadas por coleccionistas y algunas de ellas, por su calidad y escasez, están alcanzando cada día mayores precios.